En blog

En México, las características del alumbrado público están reglamentadas por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, en su manual de alumbrado vial diseñado para zonas urbanas y carreteras, se presentan las condiciones de la luminaria utilizada y su tipo de instalación para que su uso sea seguro y logren ofrecer la máxima eficiencia, así como una buena calidad de alumbrado y economía en las obras para su colocación.

Para que nuestros visitantes conozcan más acerca de los requerimientos de este tipo de iluminación y el equipo que puede utilizarse para lograrlo, en esta ocasión les presentaremos tales condiciones contenidas en el manual, las que se recomienda que busquen en las lámparas destinadas para tal fin, si lo que se desea es que ofrezcan un alto rendimiento de trabajo.

Antes de entrar de lleno a hablar de las características reglamentadas por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, conviene que describamos algunas de las propiedades que tiene la luz, las que se encargan de determinar sus características perceptibles por el ojo humano y que además influyen en su rendimiento. Es importante conocer este tipo de información, pues ofrece más parámetros a analizar al momento de elegir los equipos de iluminación que más convenga en cada entorno, con lo que se podrán obtener los mayores beneficios.

La luz es desde el punto de vista físico, una radiación electromagnética de alta frecuencia. Solo una parte de esa radiación es visible para el ojo humano, esto es un espectro de las onda electromagnéticas que componen esa radiación, es decir, determinadas longitudes de onda son perceptibles para el humano. El rango de espectro de onda perceptible por el ojo humano se encuentra entre los 380 nanómetros, al que correspondería una luz de color violeta, y los 770 nanómetros, que es la luz roja. Fuera de estos rangos se encuentran los rayos ultravioleta y las ondas infrarrojas, respectivamente y cada valor se asocia además con una temperatura.

Los grados Kelvin se emplean para expresar la temperatura del color y se trata de una medida que describe qué tan cálida o fría es una fuente lumínica. La referencia para medir la temperatura es el color de luz de las lámparas incandescentes y a partir de esto se ha determinado que los colores cálidos tienen una temperatura que se encuentra por debajo de los 3,3000 grados Kelvin, mientras que los colores intermedios tienen una temperatura de entre 3,300 y 5,300 y los colores fríos se encuentran por encima de los 5,300.

Tanto el color de la luz como la temperatura, son dos de las propiedades básicas que resultan útiles para comprender el por qué la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, determinó que las condiciones que deben reunir las lámparas utilizadas para alumbrado público asentadas en su manual y las razones por las que la luminaria con esas características, que ha sido instalada correctamente puede garantizar la seguridad y visibilidad en la zona donde se haya colocado.

La primera característica que deben reunir los equipos utilizados para el alumbrado vial, es que funcionen como transformadores de electricidad en radiación visible para el ojo humano. Esto quiere decir que, utilicen de manera eficiente ofreciendo un alto rendimiento a partir de la energía eléctrica para generar luz, las características de la luz emitida incluyen que sea blanca como la luz de un día soleado, que en temperatura correspondería a una luz de 6,000 grados Kelvin, que el espectro electromagnético de esta luz sea continuo y que contenga todos los colores principales que van desde el violeta hasta el rojo (recordemos que la suma de estos colores generan el que percibimos como color blanco, algo que describiremos a mayor detalle en próximas publicaciones en este blog).

El rendimiento de las lámparas en el espectro de visibilidad por el ojo humano, debe ser alto, sin embargo, lo ideal es que su rendimiento sea mayor en el espectro correspondiente a los colores amarillo y verde, esto para que se mantenga estables, debido a que el ojo humano presenta una especial sensibilidad a la radiación de estos colores.

Otra característica a tener en consideración al momento de elegir equipos para alumbrado vial, es la densidad de la intensidad de la luz. En general se recomienda que las lámparas tengan una luminancia alta, característica que reduce los riesgos de que se presenten deslumbramientos y con esto accidentes ocasionados por problemas de visibilidad.

En este punto es necesario considerar que la densidad de la intensidad de la luz de una lámpara, depende de varios factores, entre los que se encuentra el uso de sistemas ópticos incorporados en el equipo y el tipo de sistema con el que se genere la luz y que otro factor determinante para esta característica es la forma en que se distribuye la luz.

Por el tipo de diseño de la lámpara, la radiación puede ser emitida en diferentes direcciones y es esta la razón por la que en su diseño se tienen que incluir sistemas ópticos que dirijan la luz hacia donde es requerida y que además se elija cuidadosamente el área en la que se instalará el equipo.

Tanto por la sensibilidad del ojo humano a determinados espectros de onda, como por los riesgos de deslumbramiento, cuando la densidad de su intensidad no es estable y todos los riesgos que esto implica, es un requerimiento que las lámparas utilizadas para el alumbrado de vialidades no emitan radiaciones peligrosas.

El nivel de peligro en este sentido se evalúa tanto a largo plazo como por exposición inmediata, es precisamente por esta razón que los equipos que emiten radiación UV-B UV-C no reciban este tipo de aplicación y que se prefieran equipos con radiadores térmicos e incandescente que emiten radiación infrarroja y no ultravioleta, ya que esta última puede producir quemaduras y otros problemas como conjuntivitis.

De igual manera se tiene cuidado en el tipo de materiales empleados en la fabricación de las luminarias, y en todo caso se deben preferir las que puedan absorber las radiaciones peligrosas y evitar la emisión de gases.

Estas son solo algunas de las características que se deben evaluar en los equipos para alumbrado público. En futuras publicaciones en este blog hablaremos de otros aspectos como la vida útil de las lámparas y de la manera en que influye la red de alimentación energética en su rendimiento, particularidades de instalación y opciones de equipos disponibles actualmente en el mercado.

Para terminar les recordamos que en Lumipark comercializamos equipos de tecnología LED de última generación para alumbrado vial. Para conocer las características de nuestros equipos no duden en ponerse en contacto con nosotros con gusto los atenderemos y los asesoraremos en la elección de los que se adapten mejor a las necesidades de su proyecto.

Publicaciones recientes

Empieza a escribir y presiona Enter para buscar